¿Por qué tengo que Prototipar mis ideas?

emprendimiento metodología prototipos Feb 19, 2021

Prototipar puede sonar muy de técnico e ingenieril cuando utilizamos al referirnos productos/servicios, pero cada día se vuelve más común en el lenguaje de los negocios, pero ¿Por qué una palabra que suena a que me tengo que meter a un garaje lleno de herramientas y máquinas para construir cosas se ha vuelto tan peculiar en el mundo de los negocios?

Vivimos en un mundo que se mueve y desarrolla muy rápido, antes los emprendedores podían pasar años desarrollando nuevos productos y que cuando los lanzaran siguieran actualizados a las necesidades del mercado. Hoy ya no podemos esperar años, el lanzamiento de nuevas soluciones necesita ser rápido (y barato), aquí es donde el concepto de prototipo ha ayudado a los emprendedores a lograrlo.

“El primer modelo” es lo que las raíces griegas de la palabra prototipo significan, y de ahí nace la popularidad de este concepto en los negocios. Prototipar nos permite experimentar y validar las hipótesis más riesgosas que tenemos cuando estamos desarrollando una nueva solución, pero ¿Qué debemos de validar con nuestros prototipos?  Existen tres aspectos básicos que debemos de validar en cualquier solución: deseabilidad, factibilidad y viabilidad, las tres son igual de importantes y mientras más rápido las validemos, más rápido podremos empezar tener nuestras ventas.

Imagina que no prototipas y desarrollas todo bajo supuestos sin validar absolutamente nada, es altamente probable que al momento de lanzar tu solución al mercado tengas muchísimos problemas y  sientas que todo el tiempo y dinero invertido fue desperdiciado, por suerte prototipar y validar nos ayuda a hacer que esto no suceda.