¿Cómo generar impacto social desde una empresa tradicional?

Jun 07, 2021

Una empresa tradicional es una organización que tiene como principal finalidad la de maximizar las utilidades de las y los accionistas, o al menos ese es el objetivo histórico que han tenido las empresas en las sociedades, sin embargo, como hemos escrito antes, una empresa tiene un papel mucho más amplio e integral en las sociedades.

Compartimos contigo las siguientes reflexiones sobre diversas formas que existen para generar impacto social desde las empresas, sin duda, el hecho de que estés leyendo estas líneas, significa que has comenzado a cuestionar el papel histórico de las empresas y con ello abonas a “modernizar” a las empresas para transformar el papel tradicional que han tenido.

 

En ESMEX sabemos que existen múltiples formas en que las empresas generen impacto social, en esta ocasión haremos alusión a cuatro formas, 1) La responsabilidad social empresarial, 2) empresas de economía social, 3) empresas inclusivas y 4) empresa social. Estos son cuatro tipos de empresas que desde diferentes enfoques están produciendo y reproduciendo formas no tradicionales de ser empresa.

 

Las empresas con responsabilidad social empresarial ponen en el centro de su proceso de transformación la incorporación de una visión colectiva que han llamado “valor compartido” desde está visión, cambian sus procesos de producción y venta tomando en cuenta a los “stakeholders”, que podemos traducir como “grupos de interés” (proveedores, clientes, comunidad, empleados, etcétera), para crear programas que contribuyan a reducir los impactos negativos de la empresa. Las empresas que han logrado consolidar un programa de responsabilidad social empresarial incorporan la visión de crear “valor compartido” en el ADN de la empresa y con ello no solo reducen los impactos negativos sino también impulsan, promueven y generan formas empresariales para producir impacto positivo.

 

Las empresas de economía social apuestan por una transformación de la manera tradicional de la “propiedad”. Las empresas de manera tradicional se organizan desde una visión de propiedad individual, pertenecen a alguien dueño y accionistas, las utilidades se entregan dependiendo el capital que tengas invertido en la misma, desde esta lógica, quien tiene más siempre ganara más. En contraste las empresas de economía social apuestan por una propiedad colectiva, una forma de organización que genera por procesos colectivos, empresas que “pertenecen” a un grupo, donde el trabajo tendrá un valor fundamental y las utilidades se dividirán de manera equitativa entre todas las personas que forman parte del grupo. La mayoría de las empresas sociales optan por una figura como “sociedades cooperativas”. Las empresas de economía social hacen una fuerte critica a una de las bases del sistema económico capitalista, aludiendo a que la propiedad privada contribuye a perpetuar las grandes desigualdades que vivimos, así las empresas de economía social desde una práctica que transforma la forma de propiedad e impulsa la reflexión sobre el capital, crean un impacto social que se aleja mucho de la manera tradicional de las empresas.

 

Las empresas inclusivas basan su impacto social en colocar en el centro de su atención a grupos que han sido históricamente excluidos, personas que pertenecen a grupos “vulnerables” y por medio de la transformación de los procesos de producción hasta la venta se crean modelos, formas, programas, infraestructura, entre otras cosas con la finalidad de incluir a personas con alguna discapacidad física o mental, indígenas, adultos mayores, en situación de reclusión, entre otros, que de manera tradicional no serían parte de procesos productivos. Las empresas inclusivas además de generar formas de inclusión, desde su impacto contribuyen a cuestionar las formas tradicionales en que las sociedades categorizan a las personas, como “productivos e improductivos”, mostrando que no se trata solo de si son “útiles” en la medida que generan riqueza, sino que es posible que las empresas contribuyan a ampliar las formas para ser una persona plena, cuyo trabajo no sirve solo para generar riqueza, sino que la posibilidad de que cualquier persona tenga un trabajo digno, fortalece su dignidad humana.

 

Las empresas sociales trabajan en la transformación social con la potente idea de solucionar los grandes problemas sociales mediante el desarrollo de modelos de negocio innovadores y sostenibles. El impacto social de este tipo de empresas pone en el centro de su atención a las personas, moviendo drástica y totalmente la finalidad de las empresas tradicionales. Las empresas sociales nacen, crecen y se reproducen para solucionar problemas sociales que dañan a las personas, con este objetivo enorme y retador, buscan contribuir a una transformación de las sociedades para que haya más justicia social y menos desigualdad, si bien tienen objetivos enormes, mediante el desarrollo de modelos de negocio atinados y todas las metodologías innovadoras de creación de productos, diseñan soluciones que van abonando a la transformación social.

 

Hasta aquí les compartimos algunas ideas de algunos modelos de empresas que crean impacto social, si bien les explicamos un poco sobre las diferencias entre cada una, es necesario mencionar que hay algo que comparten todos estos tipos de empresas, una conciencia de la imprescindible necesidad de cambiar la forma tradicional en que se han hecho los negocios, además de una disposición a innovar, porque lo que presentamos implica hacer grandes cambios (si ya tenemos una empresa) o crear empresas que no se parecen en nada a lo que vemos comúnmente.

Otro aspecto que comparten las empresas es una visión más humana de los negocios, entonces es fundamental dar cuenta que no es posible ser una empresa con impacto social que no respete los derechos humanos de sus trabajadores o que no apueste por la igualdad de género, de esta manera damos cuenta de que las empresas tienen un papel determinante en la posibilidad de cambiar a la sociedad y aunque parezca un proceso muy complejo, difícil o “caro”, seguro ya has dado algunos pasos y estás aquí buscando cómo crear impacto social desde una empresa, sigue así, en colectivo creamos los caminos para cambiar la mundo.