Enamórate del problema y No de la solución

Feb 22, 2021
Miguel Ruiz

Por contradictorio que parezca enamorarse del problema hará que tengamos mejores resultados, a diferencia que si nos enamoramos de una solución.

Pensemos e imaginemos que nos encontramos en una habitación a oscuras, y tenemos que realizar un trabajo a mano; por ende lo único que voy a querer hacer es encender una luz. La solución más fácil y obvia es buscar el switch y encender el foco que se encuentra el techo en medio de la habitación y listo tenemos iluminación; pero qué pasa si no hay un foco en el socket, nuestra única y primer solución al problema se ha ido, y es a partir de ahí donde probablemente pensemos que nuestra solución es buscar un foco de repuesto en algún lado, pero qué pasa si no encontramos ninguno,  entonces correremos a la tienda más cercana para comprar uno, pero qué pasa si no hay focos en esa tienda y corremos a otra y tampoco hay, nuestra frustración empezará a crecer porque la única solución en la que nos enfocamos no está dando resultados, y quizá, lo único que necesitábamos hacer era abrir las cortinas y eso nos daría suficiente iluminación para realizar nuestro trabajo.

Enfocarnos en una solución en específico en lugar de en el problema que buscamos resolver es limitar nuestra creatividad y potencial para ayudar a resolver un problema. 

Por otra parte, enfocar nuestra atención y esfuerzos en entender el problema, a quiénes afecta y cómo los afecta nos permitirá empatizar y tener una visión más profunda de cómo resolver este problema de manera eficiente. El hacer esto nos permitirá afrontar de mejor manera los obstáculos, dificultades y contratiempos que enfrentemos en el camino debido a que nuestra visión estará enfocada en un “porqué” y no en un “qué”. (El círculo dorado)

Recordemos que el propósito principal de un producto o servicio es suplir una necesidad, no crear una nueva, sin embargo en distintas ocasiones la manera de resolver un mismo problema cambia de acuerdo al contexto, tomemos como ejemplo el problema de  “la basura”, la aproximación de solución cambiará si queremos resolver este problema en un complejo de oficinas, dentro de una fábrica de procesamiento de alimentos, en una comunidad paracaidista, el riachuelo que pasa por una colonia, el océano pacifico, dentro de mi hogar entre muchas otras más. Podemos ver claramente como probablemente una solución específica funcione para un entorno pero no para otro, pero si buscamos resolver un problema específico en un entorno específico las probabilidades de éxito son mayores; y en cualquiera de los dos casos es esencial que conozcamos a los usuarios de nuestro producto o servicio y retroalimentarnos constantemente con ellos para asegurarnos que nos estemos enfocando en resolver su problema y no en nuestra solución idealizada.